Diferencias entre “Fecha de consumo preferente” y “Fecha de caducidad”

El 71 % de los consumidores se informan antes de decidir la compra de un producto, siendo la etiqueta la principal fuente de información (58 %), según la encuesta de Hábitos de Consumo 2016 (elaborada por la Mesa de Participación compuesta por varias Asociaciones de Consumidores y Mercadona).

En este sentido, diferenciar entre la fecha de  caducidad o de consumo preferente de un alimento, es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, ya que son cosas distintas que no deben confundirse. Ambas nos indi­can la fecha hasta la que un producto mantiene sus propiedades, pero:

  • La fecha de consumo preferente se utiliza en produc­tos alimenticios de más larga duración. Consumir estos productos después de la fecha indicada no supone un riesgo para nuestra salud, aunque sí que pueden haber perdido parte de su aroma, textura u otras características del mismo. En este posible deterioro de las propiedades organolépticas van a influir las condiciones de conservación, que debemos observar siempre.
  • La fecha de caducidad aparece en productos que se deterioran con mayor rapidez, es decir, produc­tos frescos, carne, lácteos… Estos productos no deben consumirse después de la fecha indicada, ya que podrían ocasionarnos algún problema de salud. Además, en es­tos casos, se deben indicar las condiciones de conser­vación adecuadas para estos alimentos y, por supuesto, respetarlas.

Sin embargo, hay productos que no están obliga­dos a indicar la fecha, como son frutas y hortali­zas que no hayan sufrido ningún tratamiento, el vinagre, la sal y productos de panadería o repostería que, por su propia naturaleza, se consumen en un plazo no superior a las 24 horas.

 

Información ofrecida por Agrupación Empresarial BilbaoCentro en colaboración con Mercadona S.A

Recent Posts

Leave a Comment