Que te la den con queso

De un tiempo a esta parte hemos visto como en Bilbao han abierto sus puertas una serie de establecimientos especializados en quesos en los que ahora tenemos la suerte de encontrar “best sellers” de otras zonas del mundo, así como “tesoritos” de pequeños productores locales.

La creativa y consultora de comunicación Elena Guerra del blog www.micasaencualquierparte.com comienza su colaboración con Bilbao Centro llevándonos por sus establecimientos favoritos adheridos a nuestra Asociación.

Al Dente

Alda. Urquijo, 62
48012 Bilbao

Tel. 946 241 381

www.aldentebilbao.com

Jose Cayón siempre ha sido un enamorado de la buena cocina y de Italia. Durante sus numerosos viajes a ese país soñó con traer a Bilbao los productos estrella de su gastronomía para que los bilbaínos pudiéramos disfrutar de la auténtica cocina italiana, la de calidad, tan alejada de la que nos ha vendido la industria alimentaria.

Al Dente nació como un puesto en el Mercado de Labayru donde en un principio se dedicaron en exclusiva a la venta de los productos italianos artesanales que no se podían encontrar en las grandes superficies. Posteriormente llevaron a cabo una ampliación para dar cabida al obrador, donde empezaron a elaborar platos precocinados. Sus pizzas, lasagnas y canoli enseguida comenzaron a hacerse conocidos.

Después de un tiempo desembarcaron en Indautxu. El local, decorado exquisitamente por la interiorista Natalia Zubizarreta, les concedió los metros necesarios para integrar el obrador, habilitar una zona para cursillos, catas y showcookings y ampliar secciones.

Actualmente superan las 800 referencias entre embutidos, que produce artesanalmente una familia de Bolonia, pizzas y platos precocinados (por favor, no os perdáis su deliciosa lasagna de ragú), repostería elaborada por ellos mismos (tiramisús, tarta Caprese con harina de almendra o la crostata, que es una de las más clásicas), helados de Gelati Gelati, dulces (ay, esos Panettone), antipasti (tomates secos y aceitunas de Liguria), cafés, aceites, vinagres de Módena, trufas, salsas y cremas, pastas y licores, vinos y cervezas… y, por supuesto, quesos.

En el nuevo local cuentan con una nevera entera dedicada a los quesos, divididos por frescos y curados.

Entre los frescos y cremosos destacan su mozarella de búfala, sus burratas frescas que traen todas las semanas directamente de Italia, sus Mascarpone y Ricotta para la elaboración de salsas y postres, y su Gorgonzola dolce cremoso, que es el que más se vende con diferencia.

Entre los curados tienen Parmesanos de 30 meses y Grana Padanos que venden enteros, en cuñas o rallados en tarrinas pequeñas. Mención especial merece el Sua Maesta Il Nero, un parmesano de montaña de 36 meses cuya excepcionalidad reside en la calidad de los pastos donde se alimentan las vacas que lo producen.

En Al dente también podemos encontrar Pecorinos, los famosos quesos de oveja. El Pecorino romano utiliza un cuajo muy salado y lo utilizan sobre todo para rallar. Tienen también un Pecorino toscano madurado en cuevas, muy parecido a nuestro Idiazabal, y dos Pecorinos con trufa, uno toscano con trufa en pepitas y otro de Cerdeña -muy premiado- con trufa infiltrada.

Tampoco faltan el Provolone, la Fontina, un queso muy parecido al Comté, procedente del Valle del Asta, el Taleggio, uno de los más antiguos de Italia, tipo Brie pero más curado, el Asiago, un queso semicurado de la zona del Veneto, o la Scamorza, una especie de mozarella ahumada.

Como curiosidad han traído dos tipos de quesos de Beppino Occelli, uno de los mejores productores de quesos y mantequillas de Italia: uno recubierto con uva Nebbiolo con la que se hace el mítico vino de Barolo, y otro de leche de cabra y vaca envuelto en hojas de castaña, uno de los más potentes de la tienda.

Curioso es también el Cacio Cavallo, de la familia de los Provolone, pero con más curación y un gusto más picante. Lo llaman así porque por la forma de colgarlo recuerda a la cabeza de un caballo.

 

Recommended Posts

Leave a Comment